·CREDO 6: CREEMOS EN LA GRACIA DELA SALVACIÓN. EDITADO POR ALEXANDER GELL (5-12-2012).·

POR GRACIA SOYS SALVOS

(Si desea escuchar este credo en audio pinchar en este link: http://www.ivoox.com/credo-6-creemos-gracia-la-audios-mp3_rf_1620632_1.html).

Creemos que la salvación es un don de Dios, es decir: una gracia que nosotros no podemos obtener por nuestro propio esfuerzo o meritos: ‘’Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe’’ (efesios 2: 8-9). Esta Salvación, este regalo, se recibe al aceptar al señor Yahshua el cristo en nuestro corazón, como el Mesías, el Cristo, el Cordero de Dios, nuestro Redentor, quien pagó por nuestros pecados, en la Cruz del Calvario: pero esto solo se logra cuando Dios mismo nos atrae, esto es lo que dice cristo: ‘’Nadie puede venir a mí si no lo trae el Padre que me envió, y yo lo resucitaré en el día final; y al que a mi viene yo no lo echo fuera’’(Juan 6: 44). Por lo tanto la salvación es una combinación realizada entre la voluntad misericordiosa del padre celestial (el que atrae) y el señor Yahshua (el que justifica):”Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira” (Romanos 5:8-9). Cuando Dios nos atrae por medio de su espíritu y luego somos justificado por cristo es entonces que se activa el don de fe y comenzamos a creer ya que la fe ’es un don de Dios’’:”Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Yahshua el cristo”(Romanos 5:1). Entonces debemos tener claro que toda la obra de redención del hombre es por la misericordia de Dios, tal y como se lee en este impresionante pasaje: “Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia.” (Tito 3:4-5). El ser humano pecador es imposible que se salve a si mismo ya que el hombre sin Dios esta ’muerto en delitos y pecados’’, y sabemos que un ‘’muerto’’ no puede hacer absolutamente nada para poder vivir: “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)” (Efesios 2:4-5). El padre celestial tiene una visión perfecta del futuro, tanto así que puede ver el final desde el principio; es por esto que las escrituras dicen que los nombres de los salvados están escrito en el libro de la vida del cordero  ‘’desde antes de la fundación del mundo’’ .

Ya que en realidad es el mismo padre quien elige; tal y como cristo se lo dice a sus apóstoles:’’No me elegisteis vosotros a mí; sino que yo os elegí a vosotros; y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca’’ (Juan 15: 16). Luego la salvación es confirmada sobre el creyente cuando este es sellado con el espíritu de Dios y nos convertimos en ‘’hijos de Dios’’ (efesios 1: 13).  Y luego el creyente mismo testifica su salvación  confesando a cristo:“Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Yahshua es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.” (Romanos 10:8-9). Luego de ese proceso el creyente por fin deja de ser un esclavo del pecado (Juan 8: 31-37); y aunque sigue teniendo un cuerpo mortal (pecaminoso) ya no puede ‘’practicar el pecado’’, es decir: ya no tiene el pecado como un estilo de vida; sino que el espíritu de Dios lo impulsa a apartarse del pecado y del mal: ‘’ Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Yahshua, el cristo, el justo’’ (1 Juan 2: 1)…’’  Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios’’(1 Juan 3: 9)… (Leer Romanos 6:1-14). Los cristianos verdaderos NO SOMOS PECADORES, PORQUE NO PRACTICAMOS EL PECADO, ya que la Palabra nos llama SANTOS cientos de veces, pero eso no significa que no podamos pecar,  ya que el cristiano verdadero puede caer en pecado, pero él lo confiesa a Dios y nos perdona. El verdadero cristiano no vive en pecado, es decir, no está practicando el pecado, y por tanto no es un pecador ya que los pecadores son del diablo: …’’El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio ’’ (1a. Juan 3:8-9)… …’’Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia’’ (Romanos 6:14)…’’Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable’’ (1a. Pedro 2:9).

Por lo tanto: sabiendo que es el mismo Dios quien elige (y sabemos que Dios no puede equivocarse) ya estamos bien seguros de nuestra salvación, ya que absolutamente nada ni nadie nos puede arrebatar de las manos del padre y el hijo:“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.”(Juan 28: 30). La eterna seguridad está íntimamente ligada al hecho de que una persona ha nacido de nuevo, no por un acto de su propia voluntad, sino por un acto pura y exclusivamente de la voluntad de Dios (Juan 1:13; Santiago 1:18). Dios inicia la obra y Dios la mantiene: “…el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de nuestro señor el cristo” (Filipenses 1:6). Pablo dijo, “ocupaos en vuestra salvación…porque Dios es quien obra en vosotros tanto el querer como el hacer, para su beneplácito”(Filipenses 2:12-13).  Todo esto viene por el hecho de que Dios ya nos había conocido antes de nosotros nacer: ‘’Porque a los que de antemano conoció, también los predestinó a ser hechos conforme a la imagen de su Hijo, para que El sea el primogénito entre muchos hermanos’’ (romanos 8: 29). Dios nos había elegido ‘’antes de los tiempos’’; tal y como lo afirma el apóstol pablo en este impresionante pasaje: “quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en el Mesías Yahshua antes de los tiempos de los siglos,” (2 TIMOTEO 1:9). Pablo dijo que Dios NOS SALVÓ (tiempo pasado) y nos llamó para una vocación santa. Sencillamente Pablo en este pasaje estaba utilizando el PRETÉRITO PROFÉTICO, es decir, estaba hablando de la salvación del cristiano como si ya hubiera ocurrido en el pasado, (porque ya Dios escribió nuestros nombres en el libro de la vida del cordero desde antes de la fundación del mundo) aunque dicha salvación en realidad se manifestará cuando Yahshua aparezca en el futuro por segunda vez (Hebreos 9:28).  El Evangelio jamás dice que la salvación se pierda, al contrario, la salvación es ETERNA; Leámoslo:“y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen” (Hebreos 5:9). Y si esa salvación será eterna, es porque nunca se pierde, pues si se perdiera, entonces ya no sería eterna. La promesa de Dios es la vida eterna para todos los que creen en su Hijo, pero los que dicen que la vida eterna se pierde, entonces están llamando embustero al propio Dios, y diciéndole que él no cumplirá su promesa de la vida eterna. Aquellos que se perderán no es porque perdieran la salvación, sino sencillamente porque jamás creyeron de verdad en el verdadero Evangelio ni obedecieron a Dios. La doctrina falsa del sistema evangelico pentecostal de que el verdadero cristiano puede perder la salvación y condenarse es una de las mayores doctrinas de demonios que los tipos más embusteros puedan enseñar, porque la salvación del verdadero cristiano es la PROMESA DE DIOS: ‘’SERÁ SALVO’’, y Dios siempre cumple lo que promete. ‘’Pero Dios Quiere que todos los hombres del mundo lleguen a la salvación’’ dirá usted: eso es cierto: pero el mismo Dios sabe que no todos van a ser salvos ya que ‘’ancha es la puerta que lleva a la perdición y muchos entran por ella’’. De este mundo Dios va a salvar solo a sus elegidos: ya lo dijo el mismo cristo: ‘’He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra’’ (Juan 17: 6)…’’Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son’’ (Juan 17: 9)…’ No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo’’ (Juan 17: 16)…’Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos (Juan 17: 20).

Pero podemos preguntarnos: ¿y los millones de personas que han muerto sin conocer el evangelio? ¿Dios va a condenar al lago de fuego a todos los que murieron ignorantes de la verdad? ¿Cómo Dios va a juzgar a las personas que vivieron apartadas en las selvas o los desiertos; y a los que murieron como esclavos sin tener la oportunidad de conocer a Dios o el evangelio?: para estos Dios tiene una gracia especial: los va a juzgar de acuerdo a sus conciencias, es decir: de acuerdo a su comportamiento, Leámoslo: ‘’  Porque cuando los que no son judíos ni tienen la ley hacen por naturaleza lo que la ley manda, ellos mismos son su propia ley, pues muestran por su conducta que llevan la ley escrita en el corazón. Su propia conciencia lo comprueba, y sus propios pensamientos los acusarán o los defenderán el día en que Dios juzgará los secretos de todos por medio de Cristo, conforme al evangelio que yo anuncio’’ (romanos 2: 14-16). Por tanto: también Dios va a ‘’pagar a cada uno conforme a lo que haya hecho.  Dará vida eterna a quienes, buscando gloria, honor e inmortalidad, perseveraron en hacer lo bueno’’ (romanos 2: 6-7).

La salvación no se puede obtener por las obras de la ley de moisés: “sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Yahshua el cristo, nosotros también hemos creído en cristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado” (Gálatas 2:16). Tampoco se puede obtener la salvación comprándola con dinero (diezmos, ofrendas, pactos, donativos, etc.) como pretenden enseñar algunos iglesieros evangélicos pentecostales: es esa la razón por la cual el apóstol Pedro condenó al mago simón:”Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.” (Hechos 8:20).

Aquellos que se pierden es simplemente ‘’porque nunca fueron de nosotros’’, es decir: nunca fueron creyentes; aunque se hagan pasar por cristianos o hayan conocido parte del evangelio de la gracia: ‘’ Salieron de entre nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros. Pero salieron, para que fuera evidente que no todos eran de nosotros’’ (1 Juan 2: 19). Tenemos el ejemplo de Judas Iscariote: este hombre lo había elegido el mismo señor, pero no para salvación como los otros 11, ya que el señor sabía de antemano cual era el papel de judas en los planes de Dios: cristo dijo: “¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo? Hablaba de Judas…” (Juan 6:70). Es lo mismo que sucede con Satanás: ese individuo es homicida y mentiroso ‘’desde su mismo principio’’; ya lo dijo el mismo cristo:‘’Vosotros sois de vuestro padre el diablo,  y los deseos de vuestro padre queréis hacer.  El ha sido homicida desde el principio,  y no ha permanecido en la verdad,  porque no hay verdad en él.  Cuando habla mentira,  de suyo habla;  porque es mentiroso,  y padre de mentira’’ (Juan 8:44). (El tema de Satanás y su razón de existencia la vamos a tratar en nuestro último credo, pero aquí les dejo un avance de un estudio que demuestra que Satanás fue creado por Dios tal y como es: un ser malvado desde el principio; existe para ser el ‘’probador’’ o ‘’tentador’’ de todo lo creado:  y después que haya cumplido el propósito por el cual fue creado va a ser destruido por Dios en el lago de fuego junto a todos los malvados: http://www.las21tesisdetito.com/satanas.htm.En realidad Dios es el creador de ‘’lo bueno y lo malo’’ (el señor fue quien creó el ‘’árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo’’ y lo puso en el jardín de Edén); ya lo dijo el mismo Señor: ‘’ Que formo la luz, y creo las tinieblas; que hago la paz y que creo el mal. Yo soy Yahwéh, que hago todo esto’’ (Isaías 45: 7). Incluso Dios ha creado al impío para cumplir sus propósitos: ‘’Todas las cosas hechas por el SEÑOR tienen su propio fin, aun el impío, para el día del mal’’ (proverbios 16: 4).el señor ha plasmado el mal en la persona de Satanás; de este modo ‘’Dios no tienta a nadie’’; sino que tiene a Satanás para dos cosas: 1)para ser ‘’el tentador’’; y 2): Satanás es quien ‘’provoca el mal’’, es decir; ‘’el maligno’’; Dios muestra su misericordia a sus elegidos’’ librándonos de todo mal’’ (librándonos del maligno). Por lo tanto queda demostrado que Dios el padre tiene el control absoluto de todas las cosas; tanto de lo bueno como de lo malo: ya que el mismo Satanás tiene que pedir ‘’permiso’’ a Dios para poder actual (leer el libro de Job capitulo 1). Dios mismo es quien ha sometido a su creación a pasar por un periodo de desobediencia para de este modo tener misericordia, leamoslo: ‘‘Porque Dios sujetó a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos: !!Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! !!Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!(ROMANOS 11: 32-33), …

En romanos capitulo 9 el apóstol pablo deja este asunto más que claro, es decir: la salvación es únicamente para aquellos que Dios elige; no es por el esfuerzo humano; esto es lo que Dios le dijo a moisés: ‘’Mas á Moisés dice: Tendré misericordia del que tendré misericordia, y me compadeceré del que me compadeceré. Así que no es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. Porque la Escritura dice de Faraón: Que para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mí potencia, y que mi nombre sea anunciado por toda la tierra. De manera que del que quiere tiene misericordia; y al que quiere, endurece. Me dirás pues: ¿Por qué, pues, se enoja? porque ¿quién resistirá á su voluntad? Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? Dirá el vaso de barro al que le labró: ¿Por qué me has hecho tal?¿O no tiene potestad el alfarero para hacer de la misma masa un vaso para honra, y otro para vergüenza?¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar la ira y hacer notoria su potencia, soportó con mucha mansedumbre los vasos de ira preparados para muerte, Y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él ha preparado para gloria; Los cuales también ha llamado, es á saber, á nosotros, no sólo de los Judíos, mas también de los Gentiles?’’. El verdadero Evangelio es bien claro al enseñar que el creyente NO SE  PUEDE CONDENAR CON EL MUNDO, sino que será salvo, porque la salvación es ETERNA, y depende solamente de la soberanía, el poder y de la promesa de Dios. Si un cristiano verdadero se empeña en pecar, NO SE PUEDE CONDENAR CON EL MUNDO (1Co.11:29-32), ÉL SERÁ SALVO: “Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.” (1Co.3:15).  Ese cristiano que peca, pero que es un hijo de Dios, puede ser castigado por el Padre celestial y recibir enfermedades, o incluso la muerte, a causa de sus pecados, para que no sea condenado con el mundo: “Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;  mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.” (1Co.11:29-32).

Somos Justificados por medio de la fe en Cristo y Salvos solo por Gracia. No hay ninguna obra que haga al “humano” ser merecedor de la Salvación. No existe ningún acto ritual o sacramento que por el solo hecho de efectuarlo nos haga merecedores de la Salvación. Según la iglesia Católica Romana: ‘’La Justificación no es un regalo “gratuito” por medio de Aquél que pagó por nosotros, sino que es necesario trabajar, hacer cosas, participar con “nuestras obras”, practicar ritos, para ganarnos o merecernos ese regalo (con lo cual, deja de ser regalo) ’’…  « Dios ha querido darnos el cielo como recompensa a nuestras buenas obras. Sin ellas es imposible, para el adulto, conseguir la salvación eterna » (P. Jorge Loring, en su popular libro “Para Salvarte”). Pero las escrituras dicen: “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, Entonces por demás murió Cristo.”(Gálatas 2:21)…“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”  (Efesios 2:8-9)… “Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.”(Romanos 11:6)… “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley” (Romanos 3:28).Para el Católico, la Salvación no viene mediante recibir a Cristo como Salvador personal, sino que es un extenso proceso que comienza con el bautismo, y de ahí en adelante depende de la relación continua de la persona con la Iglesia. La Salvación viene mediante la participación en los sacramentos, penitencias, buenas obras, sufriendo por los pecados personales, y los pecados de otros, aquí o en el purgatorio, indulgencias para reducir el tiempo en el purgatorio, y cantidades casi interminables de misas y rosarios dichos en favor del feligrés, aún después de la muerte. El “evangelismo” católico es por obras, la antítesis propiamente dicha de “el evangelio de la gracia de Dios.” Por tal motivo, las “buenas obras” para el cristiano no son un medio para merecer la salvación sino una  consecuencia del nuevo nacimiento, obrado en su ser a causa del bautismo en el Espíritu Santo. No son una imposición o penitencia, sino que son parte de la naturaleza de todo hijo de Dios. No son un “impuesto cotidiano” para seguir “mereciendo” la salvación una vez recibida. Efesios 2:10 dice: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús PARA buenas obras…” Efesios 2:10 NO dice: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús POR buenas obras…”

2° Corintios 9:8 dice: “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis PARA toda buena obra…” 2° Corintios 9:8 NO dice: “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, DEBIDO A QUE,…ABUNDASTEIS EN toda buena obra…”

Repito: Por tal motivo, las “buenas obras” para el cristiano no son un medio para merecer la salvación sino una consecuencia del nuevo nacimiento. Dicho de otra manera, si un cristiano no es obrador de bien, entonces nunca experimentó la verdadera conversión de su corazón de piedra, y por lo tanto su salvación se encuentra seriamente cuestionada.

 Por tanto la salvación es un regalo de Dios, el cual ha diseñado todo para el bien de sus escogidos:

‘’Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. A los que predestinó, también los llamó; a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó  ¿Qué diremos frente a esto? Si Dios está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra?. El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente, junto con él, todas las cosas? ¿Quién acusará a los que Dios ha escogido? Dios es el que justifica. ¿Quién condenará? Yahshua el cristo es el que murió, e incluso resucitó, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros.  ¿Quién nos apartará del amor de Cristo? ¿La tribulación, o la angustia, la persecución, el hambre, la indigencia, el peligro, o la violencia? Así está escrito: «Por tu causa siempre nos llevan a la muerte; ¡nos tratan como a ovejas para el matadero!» Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.  Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes,  ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Yahshua el cristo nuestro Señor (romanos 8: 28-39). (Leer todo el capítulo 1 de efesios).

AMEN.

Para pasar al credo 7 pinchar en este link: https://alexandergel.wordpress.com/%C2%B7credo-7-creemos-en-la-segunda-venida-de-cristo-despues-de-la-tribulacion-de-aquellos-dias-editado-por-alexander-gell-5-12-2012-%C2%B7

Si desean descargar en su computador todos los credos completos juntos en un solo tomo; solo tienen que pinchar en este link y luego le dan a dawnloar:   https://www.box.com/s/thgef9xl03thdhpuf9o9

 

 

Participantes de este credo por orden alfabético:

Adalgisa Reinoso: http://www.facebook.com/adalgisa.gellespinosa?fref=ts.

Alexander Gell: http://www.facebook.com/alexander.gelle.

Laura Marco: http://www.facebook.com/laly.marco?fref=ts.

Manuel Ramos:  http://www.facebook.com/manuel.ramos.39589?fref=ts.

Sergio Elvio obispo: http://www.facebook.com/sergio.obispo?fref=ts.

Los invitamos a participar en nuestras congregaciones cibernéticas siguiendo estos link: ‘’Anti-apostasía: por Alexander Gell’’:  http://www.facebook.com/groups/395559757149557/?fref=ts.

‘’Congregación de la resistencia cristiana contra la apostasía’’:

http://www.facebook.com/groups/449403455082400/.

También los invitamos a participar en el foro de estudios y debates bíblicos: ‘’cristianos bíblicos’’http://www.gabitogrupos.com/cristianos/general.php.

Para comunicarse con nosotros a través de skipe: alexander.gell1

Aquí les dejo mi teléfono móvil en la Republica Dominicana: 1809-791-3109.

Para escuchar todos nuestros estudios en audio pinchar en este link: http://www.ivoox.com/escuchar-sana-doctrina-cristiana_nq_24059_1.html.

Que la gracia y la paz de Dios nuestro padre y del señor Yahshua el Cristo sean con todos ustedes: amen.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s